La policía incauta ilegalmente material pre-electoral de Podemos

El pasado domingo 1 de marzo, la policía local de Torremolinos protagonizó otro abuso de autoridad contra algunos de los miembros del Círculo Podemos Torremolinos. Cuatro personas se habían desplazado al Rastro del recinto ferial a repartir información pre-electoral, consistente en unos folletos genéricos de pre-campaña.

Sobre las 12:20h, al poco de comenzar la distribución en mano de los folletos, se presentaron dos agentes vestidos de paisano, e inmediatamente pidieron el DNI a una de las personas: David H. Desde el primer momento intentaron la retirada del material, argumentando que no se podía repartir fuera de campaña electoral. El resto de compañeros Eugenio T., Daniel R. y Joaquín C. se encontraban en otras calles del mercadillo repartiendo los folletos.

IMG_2015-03-04 10:32:22

“Ante la negativa por parte nuestra de entregarles los folletos, la policía nos preguntó si teníamos permiso para repartir los folletos. Yo les dije que la normativa de la junta electoral nos permitía actos de reparto de pre-campaña, pero ellos se excusaron en que ellos no podían saber si era cierto. Entonces yo se lo mostré porque tenía el PDF en el móvil, y les pedí que lo comprobasen”, explica David H.

Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral general (modificada por Ley Orgánica 2/2011)

SECCIÓN V. Propaganda y actos de campaña electoral

Artículo cincuenta y tres

No puede difundirse propaganda electoral ni realizarse acto alguno de campaña electoral una vez que ésta haya legalmente terminado ni tampoco durante el período comprendido entre la convocatoria de las elecciones y la iniciación legal de la campaña. La prohibición referida a este último período no incluye las actividades habitualmente realizadas por los partidos, coaliciones y federaciones en el ejercicio de sus funciones constitucionalmente reconocidas, y en particular, en el artículo 20 de la Constitución. […]

Instrucción 3/2011, de 24 de marzo, de la Junta Electoral Central, sobre interpretación de la prohibición de realización de campaña electoral incluida en el artículo 53 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

Primero. Prohibición de difusión de propaganda electoral entre la convocatoria de las elecciones y el inicio de la campaña electoral.

     1. Conforme establece el artículo 53 de la LOREG, desde la fecha de publicación de la convocatoria de un proceso electoral en el correspondiente boletín oficial hasta el trigésimo séptimo día posterior a la convocatoria «queda prohibida la difusión de publicidad o propaganda electoral mediante carteles, soportes comerciales o inserciones en prensa, radio u otros medios digitales,» sin que dichas actuaciones «puedan justificarse por el ejercicio de las funciones constitucionalmente reconocidas a los partidos, federaciones y coaliciones», y, en particular, de acuerdo al propio precepto, en el derecho a la libertad de expresión consagrado en el artículo 20 de la Constitución.

     2. En consecuencia, durante el referido periodo, las formaciones políticas y las candidaturas no podrán contratar directamente ni a través de tercero, espacios, soportes o sitios para la difusión de publicidad o propaganda electoral, ya se realice en lugares, públicos (jardines, plazas, parques, etc.), ya en soportes comerciales de cualquier tipo, sean vallas, muebles urbanos para la presentación de información («mupis»), objetos publicitarios iluminados («opis»), cabinas, medios de transporte o similares. Tampoco está permitida la inserción de anuncios en prensa o revistas, o en cuñas radiofónicas, o en formatos publicitarios en Internet («banners»), o en canales comerciales de televisión, o en otros soportes en medios digitales.

     3. Tampoco se considera permitido en el período indicado el reparto con fines de propaganda de material diverso como llaveros, bolígrafos, mecheros, pins u otros objetos similares, que incluyan el nombre o la foto de los candidatos o la denominación o siglas de la formación política, ni la exhibición de fotos de los candidatos o de carteles con la denominación, siglas o símbolos de una formación política en el exterior de domicilios privados.

     4. En el supuesto de que en el momento de la convocatoria electoral hubiese propaganda electoral difundida con anterioridad a ésta, deberá ser inmediatamente retirada, siendo, en todo caso, responsable a efectos de la Administración electoral el candidato o la formación política a la que se refiera la propaganda.

Segundo. Actos permitidos.

     No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, los candidatos y los representantes de las entidades políticas que concurran a las elecciones no incurren en la prohibición establecida en el artículo 53 de la LOREG, entre otros, en los siguientes casos, siempre que no incluyan una petición expresa del voto:

     1.º La realización o participación en mítines y actos destinados a presentar las candidaturas o el programa electoral. Para ello, las formaciones políticas y los candidatos podrán dar a conocer estos actos por cualquier medio de difusión.

     2.º La intervención de los candidatos y de los representantes de las formaciones políticas que concurran a las elecciones en entrevistas o debates en los medios de comunicación de titularidad pública o privada.

     3.º La realización y distribución de folletos, cartas o panfletos, o el reparto de soportes electrónicos (cd, dvd, memorias usb, etc.), en los que se den a conocer los candidatos o el programa electoral.

     4.º La utilización de vehículos particulares con fotos de los candidatos o la denominación, siglas o símbolos de una formación política, para dar a conocer a los candidatos o informar sobre los actos públicos de presentación de éstos o del programa electoral, siempre que no suponga contratación alguna para su realización.

     5.º La exhibición de fotos de los candidatos o de la denominación, siglas o símbolos de una formación política en la fachada exterior de los lugares en que radiquen las sedes y locales de ésta.

     6.º El envío de correos electrónicos o de mensajes sms, o la distribución de contenidos por radiofrecuencia (bluetooth) para dar a conocer a los candidatos o el programa electoral, siempre que no implique la contratación de un tercero para su realización.

     7.º La creación o utilización de páginas web o sitios web de recopilación de textos o artículos (blogs) de las formaciones políticas o de los candidatos, o la participación en redes sociales (Facebook, Twitter, Tuenti, etc.), siempre que no suponga ningún tipo de contratación comercial para su realización.

Tercero. Facultades de las Juntas Electorales.

     Para garantizar el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 53 de la LOREG, las Juntas Electorales competentes en función del acto realizado y del proceso electoral convocado resolverán las denuncias, reclamaciones o recursos que los representantes generales de las formaciones políticas concurrentes y los de las candidaturas puedan plantear. A tal efecto, podrán requerir a los afectados para que de forma inmediata procedan a la suspensión de cualquier acto prohibido o a la retirada cualquier instrumento de publicidad o propaganda que incumpla la legislación vigente.

“Les pedí hablar con sus superiores y entonces llamaron a un coche patrulla y nos invitaron a salir del Rastro para no llamar la atención del público, porque la gente observaba y se preguntaba qué estaba pasando. Yo les explicaba a los agentes que se trataba de un acto de pre-campaña y no se pedía el voto ni verbalmente ni en los folletos”. Según detalla David, los agentes alegaron que los actos de pre-campaña o campaña se podían interpretar de muchas maneras y ellos no tenían forma de saber si eran una cosa o la otra.

“El caso es que nos quitaron todos los folletos, y yo, como no estaba conforme, les exigí un acta de incautación para denunciarlo en la Junta Electoral.”

10981207_10205746024025806_848390870493813739_n2

Resulta extraño que la policía no sepa que la Ley Electoral está por encima de cualquier bando u órdenes de cualquier ayuntamiento o cargo municipal. Sin duda, este concepto se estudia en las oposiciones de la policía.

Después de estos hechos, otras personas nos han enviado fotos en las que otros partidos políticos hacen su pre-campaña sin el menor problema, ya que la policía local no se ha atrevido a acercárseles al estar cerca la policía nacional.

Simpatizantes y miembros de otro partido político repartiendo propaganda el lunes 2 de marzo

No es el primer incidente de la policía local de Torremolinos contra los intereses de Podemos. El pasado mes de enero, una patrulla de la Unidad Lima de la policía municipal presionó a la comunidad de propietarios de La Colina para que no permitiesen que celebrásemos allí nuestras asambleas, llegando a calificarnos de gente muy peligrosa que preparaban algo gordo en Torremolinos“.

ACTUALIZACIÓN:

Este es el folleto en cuestión:

la foto