Torremolinos, ciudad refugio

PODEMOSTOR

Torremolinos, ciudad refugio

En estos días en que los que estamos conociendo el sufrimiento y la muerte de familias completas y miles de personas que huyen de la guerra, ahogados en las bodegas de los barcos, en los remolques de los camiones y en el mar, sentimos impotencia y nos preguntamos ¿qué podemos hacer como seres humanos y como representantes de otros vecinos en nuestro Ayuntamiento?

Las guerras por las materias primas, por hegemonías geoestratégicas y religiosas fomentadas en países como Siria, Libia, etc… , y de las que no está libre de responsabilidad nuestro mundo occidental, están produciendo éxodos masivos de hombres, mujeres, niños y niñas hacia Europa, que son rechazadas, enviadas a campos de concentración o utilizadas por las mafias, lo cual está produciendo un sufrimiento que nos llena de dolor e impotencia a todos y todas.

Los organismos creados a lo largo de la historia para abordar estos problemas, no están siendo ni ágiles, ni sensibles en la medida que se requiere. La ONU, tan rápida en otras cuestiones, ha planteado en estos últimos días de agosto una asamblea para tratar el asunto de los/as refugiados/as el próximo día 30 de septiembre en la sede de esta institución. El Parlamento europeo se pierde en desencuentros sobre el número de refugiados/as a repartir por países, las autoridades religiosas tampoco parecen muy atentas en este sufrimiento.

Desde Podemos Torremolinos, creemos que debemos hacer algo, llamar la atención y proponernos para romper la indiferencia y la impotencia, entendemos que no estaría mal preparar a los municipios para atender las situaciones de emergencia en todos los países que en alguna medida somos responsables y apoyar que se tomen las medidas necesarias en los organismos internacionales para revertir la situación de violencia y conflicto en los países de origen.

Nuestro pueblo, como tantos otros de Andalucía, tiene grabada en su historia el sufrimiento de las familias que en tiempos no tan lejanos huían de la guerra y de la persecución, fueron miles de todos los pueblos del nuestro territorio, los andaluces repartidos por el mundo, son la prueba de lo que decimos.

Si bien es cierto que las economías de los municipios como el nuestro no son para derrochar y que abunda la necesidad en nuestros barrios, tampoco es menos cierto que la solidaridad es el motor que remueve las conciencias colectivas y que hace más fuertes y ricas a la comunidades que la practican, por otro lado, si todos los municipios nos ponemos a la faena, el esfuerzo habrá valido la pena para no seguir callados viendo y siendo parte de esta vergüenza y sufrimiento que aparece en nuestras casas por los medios de comunicación sin hacer nada útil.

Es la segunda peor crisis de refugiados a la que se enfrenta Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Ante esta situación de emergencia humanitaria que están sufriendo refugiados sirios, creemos que la ciudad de Torremolinos debe participar en la acogida de estas personas y sumarse a la red de Ciudades Refugio impulsada desde Barcelona a la que ya se han unido otras ciudades como Madrid, Valencia, Jerez, Palma de Mallorca y Sabadell, para ayudar a solucionar esta grave situación.

La ciudad de Torremolinos debe posicionarse claramente sobre este drama, por la defensa de los derechos humanos y, ante la urgencia de la situación, debe hacerlo de una forma rápida y efectiva, y colaborar para garantizar el derecho de asilo de las personas refugiadas en casos de crisis como la actual.

Recordemos que no se tratan de inmigrantes ilegales ni son desplazamientos irregulares, son personas, muchas de ellas mayores y niños, que huyen de una guerra para salvar su vida que es amenazada de diferentes maneras de forma inminente.

Es un compromiso que nos abarca a todos: ciudadanos, movimientos sociales, administración, gobierno y partidos políticos. A nivel municipal, trasladaremos esta petición para que sea promocionada institucionalmente, desde el partido de gobierno y el resto de representantes de nuestro Ayuntamiento.

No tiene sentido buscar la mejora de los vecinos y vecinas de nuestros municipios y mirar hacia otro lado cuando hombres mujeres, niños y niñas, que bien podíamos ser nosotros y nuestras familias, son rechazados y abocados a morir en el mar, en los camiones y entre las concertinas de cuchillas.

refugiados

Anuncios