Estamos mejorando el blog

img_9840

Anuncios

Por qué soy PODEMOS

El mundo nunca funcionó de manera justa. Pero pareciera que hay ciclos en los que la injusticia puede llegar a ser insoportable para los más desfavorecidos.

Considero que los más desfavorecidos, en su gran mayoría, son los mismos de siempre. Los invisibles, los que siempre acumulan necesidades. Los que albergan esperanzas eternas. Los fáciles de abusar; la materia prima de esas grandes fortunas tan mal repartidas. En un mundo que posee las riquezas naturales necesarias para alimentar a todos y cada una de las criaturas vivientes sobre su faz.

Por primera vez en mis 41 años de vida he sentido la necesidad de colaborar con una Idea Colectiva. Que más que ideología, huele a NECESIDAD, a necesidad de cambio. Porque hemos llegado a un estado tan extremo, a una crisis que nos muestra lo peor y lo mejor de nosotros como sociedad, como cultura, pero también como individuos. Estamos en una situación que nos pide a gritos salir de nuestra zona de confort o nos sacará el Tsunami que se desató hace unos años y cuyo epicentro ha sido una gran falta de valores, una aplastante apatía de los cómodos y un enorme egoísmo y avaricia de unos pocos.

Porque creo en los Valores y los Derechos Humanos y su Declaración Universal del año 1948 y que deberían estar siempre por delante de cualquier decisión que deba tomar un gobierno, de lo contrario es un gobierno, como éste, deshumanizado e indigno.

Pertenezco a esa brecha generacional a la que desprecia los paradigmas y las estructuras viejas y enraizadas. Nacimos conscientes de la necesidad de adaptarnos para evolucionar como seres humanos, más que como grandes urbes. Conscientes del progreso humano, más que el material.

Porque creo y siempre creí que todo es POSIBLE, que si los demás pueden, juntos PODEMOS. Porque la España del “Es lo que hay”, debe cambiar por la España del “Podemos ser y estar MEJOR”.

Fernanda G.

Q.E.P.D. o Q.ué E.mpuje P.odemos D.ar al comercio del centro de Torremolinos

Cada ciudad puede ser otra

Cuando el amor la transfigura

Cada ciudad puede ser tantas

Como amorosos la recorren.

        Mario Benedetti

Luego, de tanta fama adquirida y que tanto dio que hablar la sigla Q.E.P.D. hace poco tiempo y que tan bien le cae al ”muerto” comercio del centro de Torremolinos, los convoco a revertir para resucitar cual Lázaro a nuestro comercio del centro. Los invito, sí, a ser de la pandilla de “los amorosos“ de Mario Benedetti para transfigurar nuestra ciudad.

Hace pocos años, mis mañanitas de jubilada, motivadas por el maravilloso clima de la Costa del Sol, me dirigían feliz y con paso lento hacia las calles céntricas de Torremolinos. El activo ritmo de los ciudadanos pululaba por la zona comercial. Éramos llamados, antes del comienzo del cierre de las grandes firmas como Mango y McDonald’s., a disfrutar de las nuevas tendencias de la moda en Zara, Lefties, Woman Secret, Manferga…- ya desaparecidas – o por las sobrevivientes Cortefiel o Springfield y algunas más que deberíamos proteger para evitar su exilio. Sigo con mis andanzas; a la hora del cafecito compartía con una amiga una charla profunda o superficial en un bar tradicional de la calle San Miguel, o compraba en los típicos negocios de regionales algún recuerdito andaluz al que recurríamos para arropar a quien añoraba Andalucía desde otro rincón. La excelente piel de las marroquinerías se exhibía en zapatos, bolsos y maletas y los escaparates de perfumerías lucían atractivos con cremas y perfumes y así se podía elegir entre tanta oferta de los negocios ya tan conocidos por sus clientes.

En ese trajinar de ir y venir, la amigable voz de los nacionales se mezclaba con la de los extranjeros cual Torre de Babel, acostumbrando a nuestros oídos a las diferencias idiomáticas.

Pero si ahora retomo mis mañanitas callejeras es para llorar frente a las lápidas -Q.E.P.D-.de los fallecidos comercios de la peatonal.

El S.O.S. de los comerciantes de la zona y la de sus empleados por la pérdida del trabajo, ganado durante años con tanto esfuerzo, es un grito desesperado que tiene que ser escuchado.

Las causas y efectos del mal que nos preocupa hoy son más o menos por todos conocidos. Revisemos algunos de ellos:

  • Sólo turismo estacional.
  • Comercios de baja calidad que han sustituido a los tradicionales o a las grandes firmas.
  • Locales de alquiler muy alto.
  • Turistas con poco o mucho poder adquisitivo que no se sienten atraídos por las ofertas de un comercio empobrecido.
  • Falta de actividades recreativas y culturales que atraigan al turista también al centro de la ciudad.
  • Hoteles con todo incluido que abaratan sus precios para turistas de bajo nivel adquisitivo.
  • Concentración monopólica de los locales del centro.
  • Centros comerciales cercanos que aportan al ciudadano mejores propuestas de calidad-precio.
  • Falta de parking en la zona.
  • Inseguridad en sus calles.
  • La guerra al colectivo Gay que venía del mundo entero y que dejaba mucha pasta al comerciante.
  • Muchas heces de perro y su consecuencia, las moscas.
  • Mal gusto en los monumentos que se erigen en la zona.
  • Dragones dorados que nos hacen vivir el extremo oriente, sin pedirlo.
  • Falta de limpieza, iluminación y pocas bellezas para contemplar.
  • Mucho Inserso y poca gente joven y adulta.

Resumiendo: Poco interés del Ayuntamiento por CAMBIAR esta situación visible e insostenible.

¿Q.ué E.mpuje P.odemos D.ar al comercio de TORREMOLINOS?

A mí,  como a todos los que añoramos el Torremolinos pujante y pionero que lo hizo famoso en el mundo entero nos duele su fallecimiento y pensamos que ya ha pasado el tiempo impuesto para llevar el luto por su pérdida.

Todos sabemos que hay una política por detrás  o una falta de política por parte de nuestro Ayuntamiento para que hoy tengamos que envidiar la prosperidad y el mantenimiento en pie del comercio de nuestros vecinas – Fuengirola y Benalmádena – a pesar de la crisis.   Los  felicitamos por luchar por el bienestar de su población permanente y por  los numerosos turistas que acoge con muestras visibles del bienestar del que disfrutan por la repetición, año a año, de su llegada a dichos balnearios.

Sé, que desde Podemos, lograremos reflotar y poner de nuevo en relevancia, no sólo nuestras maravillosas playas sino el brillo que desde los 70 distinguió a Torremolinos.

Con transparencia, democracia real, capacidad  y escuchando las voces de TOD@S los torremolinenses, lucharemos por resucitar a los” muertos”  comercios de la zona del centro.

Los convoco, emulando “Balada para un loco” de Piazzolla y Ferrer, a SOÑAR con el CAMBIO para que pronto sea una realidad.

“…Salgamos a volar , querida mía

Subíte a mi ilusión super-sport

Y vamos a correr por las cornisas

Con una golondrina en el motor .

Graciela

La ciudad futura

Esto es vender la piel antes de cazar el oso, otro puntito para Pedro (que no Almodóvar): “Torremolinos, el municipio de la mancomunidad con más contenedores de basura soterrados” y cosas por el estilo. Todo recién terminado señalizado e iluminado. Pret a porter.

¿Alguien se ha preguntado si con la construcción de los hipotéticos edificios, el pavimento no se iba a deteriorar?

¿Nadie se ha dado cuenta de que la mayoría de viviendas del barrio que preceden a estas obras (junto al Hospital Marítimo) aún están vacías y que han quedado muchos solares sin construir salpicados por toda esta zona?

Para cuando esas farolas alumbren a gente, para cuando esos contenedores contengan basura; habrá pasado una década mínimo, si no la eternidad, y entonces todo este despilfarro no habrá servido de nada.

Edu

Las Moscas

A pesar de su tradición poética y literaria este verano me han hartado.

Vosotras las familiares

inevitables golosas

vosotras , moscas vulgares

me evocáis todas las cosas.

Dice nuestro imponderable Antonio Machado. También han sido encumbradas por Sartre en su obra teatral “Las Moscas”; por William Golding en “El señor de las moscas”, por  mi argentino y señero Horacio Quiroga , en su cuento “Las moscas ” y el guatemalteco Augusto Monterroso que hasta se atreve a decir “yo me ocupo de las moscas, que son mejores que los hombres, pero no que las mujeres”.  Me adhiero solo al final  de la frase pero no a su debilidad por este insecto que hoy me ha llevado por indignación, a ocuparme, a mí que no las tolero, de ellas en este artículo.

¿Pero qué me pasó para que me sienta dispuesta a darles tanta publicidad?

Se los comento: esperaba en la acera de mi casa a un amigo que en su Vespa me alcanzaría, de paso, un envío de su mujer cuando de pronto me vi como un molinete de riego pero sin agua, girando con los brazos de un lado al otro espantándome  “las viejas moscas voraces” que me acosaban y no por ser dulce sino por estar cerca de unas heces de perro, que decoraban mi portal . He leído que “las heces en las calles son un medio propicio para que las moscas ( mis invitadas de hoy) coloquen sus huevos ahí”.

¿Por qué mi agresividad a estas “pequeñitas, revoltosas, /vosotras, amigas viejas …” como las nombra Machado ?

Porque prefiero un Torremolinos en el que no vivamos la contaminación ambiental, visual, olfativa y el peligro de resbalar en ellas con la consabida caída y sus consecuencias o, con mejor suerte, llevarlas en los zapatos desparramando contagio de enfermedades por donde nuestros pasos nos lleven.

¿No sería más loable una campaña de educación vial para los felices dueños de esos perritos tan limpios y perfumados y para nuestro Ayuntamiento una concienciación que lo empuje a lograr  una mejor limpieza de nuestras calles y aceras?

Y pido perdón a mis queridos poetas que han llevado a Las moscas a la categoría literaria pero sin dejar, las mismas, su categoría terrenal, no tan sublime y que hoy me lleva a exigir ¡Pena de muerte! para LAS MOSCAS.

Graciela

Tu feria y mi feria no son iguales

De jueves noche hasta el lunes hemos podido disfrutar de la Feria de Torremolinos, su fiesta grande que viene precedida de una romería como es costumbre en nuestra ciudad. No hay nada nuevo bajo el sol, aunque la fiesta está basada según sus promotores en honor a San Miguel, parece que está más dedicada a la marca nacional de cerveza que a un santo que según dice su simbología es el “jefe de todos los ejércitos de cristianos, judíos y musulmanes”, aunque parecen olvidar esa unión entre pueblos a la hora de celebrar misas católicas públicas y sus referencias en Iglesias y panfletos, y cuando hablo de cerveza, hablo de la embriaguez con la que los señores y las señoras del consistorio se pasean por las calles pavoneándose entre empresarios, curas y militares, y sí, aunque te cueste aceptarlo, estamos en 2014 y no en 1955, aunque a muchos les pese no poder gritar ARRIBA ESPAÑA y mantener relaciones al más puro “devotio ibérica” que tanto echa de menos el corregidor de Torremolinos.

Mientras escribo estas palabras, escucho las canciones que llegan desde la plaza de la Nogalera, donde se ha instalado una carpa enorme con muchos chiringuitos de locales que están a menos de 20 metros, actúan grupos y se puede ver a gente tomando cerveza y bailando, pero no es suficiente, y no por lo que diga yo, lo digo porque también en la plaza de la Constitución han abierto otra carpa con una barra, donde apenas hay gente y los tenderos gritan sus ofertas como en un mercado. Si sabemos todos los que vivimos en esta ciudad que esa fórmula no funcionó en años anteriores ¿Por qué se hace exactamente igual? Tenemos un recinto ferial inutilizado 361 días al año. ¿Tan difícil es trasladar la feria de día a su lugar y fomentar las casetas que se construyen para ese fin? Es un fiasco considerable, es como si pensaran que haciendo ruido y poniendo muchas barras la gente se va animar a consumir y a hacer de las calles una fiesta, todos lo deseamos, pero 30 años haciendo la misma mierda (con perdón) provoca que se atore el WC.

Partiendo de una feria de día que jamás ha funcionado en la localidad, muchos esperan que caiga el sol y entre la noche para poder subir a ese recinto que empieza en una puerta que se usa de punto de encuentro para amigos y familiares. Al entrar no hay nada hasta pasados 30 metros donde se erigen los puestos de castañas y papas asadas. Veréis muchísima policía local, pero no os preocupéis, no es una feria peligrosa o conflictiva; parece que todos desean trabajar en estas fechas para velar que a nadie se le vaya la cabeza y acabe quemando algo o provocando disturbios. En nombre de todos y todas, muchas gracias.

Este año me acerqué a ver en el auditorio “Príncipe de Asturias” a un trio de cómicos que venían a hacernos reír, o eso creía yo. Disculpen que no pueda hacer una crónica de dicho evento, pero en el cartel ponía que empezaba a las 23:00, y me plante a las 23:05 , no me gusta llegar tarde, pero esta vez pequé y me llevé un castigo divino, pues cual fue la sorpresa al ver que había un certamen de Reina de la Feria y distintas condecoraciones , tan interesantes como “Mejor carreta tirada por bueyes” o “Reina simpatía”. Llegué tarde y aún no habían acabado con las reinas, me quede por educación y disfrute de la ilusión de esas chicas que son catalogadas por su belleza prepuberales por adultos, aunque no sé muy bien en que se basan ya que no comparto mucho la moral de estos actos. A las 23:35 me fui porque faltaba la deliberación y las entregas de premios, así que no sé a qué hora empezó, lo que sé es que el teatro perdió a muchos asistentes que cansados o aburridos se fueron, gran fallo.

Entonces me paseé por las dos calles que tienen casetas:

En la primera calle, donde se sitúan las casetas de los partidos políticos y las asociaciones , y ni qué decir tiene que las de los partidos mayoritarios estaban llenas a excepción del resto que veían que otra vez la feria pintaba mal, la climatología no acompañaba además a pasear o disfrutar de las actuaciones que muchas de ellas proyectaban en sus escenarios. Aún así, enhorabuena a todos aquellos que hacen que esta feria tenga rincones donde todavía huela a vino fino y flamenco, lo que muchos aborrecen y otros pagan para vivir en primera persona.

En comparación a otros años esta calle no ha sufrido mucha merma, ya que suele ser la gente asidua a esas casetas los que año tras año tienen una cita con sus amigos o compañeros, pero en los últimos años obviamente se ve de capa caída y poco atractivo para los jóvenes o turistas.

En la segunda calle, llevo viendo que la caseta de la juventud va creciendo de tamaño por años, y disminuyendo en gente, recuerdo en mi cabeza estar dentro de esa caseta y casi no poder moverme, algo agobiante pero decía mucho, lo ampliaron de una forma bestial para poder acoplar mejor un escenario y poder traer mejores grupos y estar más acondicionado, pero lejos de la realidad se ha quedado la pretensión. Yo he visto en esa casetas, un jueves de feria, a grupos de talla internacional, cuando la caseta era muy pequeña y no tenía pretensiones. Desde entonces el listón ha bajado a mínimos, donde el apoyo a la cultura local no se hace por iniciativa cultural, más bien por apaños económicos, y eso se denota cuando no hay nadie del consistorio disfrutando de esos grupos locales que triunfan fuera de su municipio y aquí no se les valora casi nada , por ejemplo, Calvario zone. Saben tan poco de lo que traen a la Feria para jóvenes que trajeron a “Los chikos del maíz” y se puso bien fino al consistorio, si lo hubiesen sabido antes cuantos dolores de cabeza se hubieran evitado.

Pues ahora se ha abierto la caseta de conciertos, donde antes había una caseta de baile llamada “trocolivo” , si antes no se llenaba la de la juventud con conciertos, imagínense ahora que la han trasladado. Parece que todo lo que funciona lo quitan para probar cosas que lógicamente no van a funcionar, ahí tenemos la muestra: 3 casetas abiertas en la calle de los “jóvenes” , dos del ayuntamiento y una de la “oposición”, la flamante e ingobernable Caseta roja, lugar de reunión para mentes alternativas, con música reggae, rock, D&B, dubstep y breakbeat, arrejuntando estilos tan variopintos y diferentes que engatusan a todo aquel que quiera pasar un buen rato entre consignas revolucionarias que tanta falta hace en las mentes adormiladas. Podría ser una metáfora perfecta de cómo se está erigiendo esta sociedad.

Disfruten lo montado, lo peor estaba al seguir caminando por la calle, me asusté la verdad, no un susto como en las películas de terror, más bien un gran chasco: Las 3 últimas casetas cerradas (media calle), donde antiguamente había discotecas de renombre de la Costa, que atraían a gente de Fuengirola y Málaga; pues esas casetas no han abierto en los únicos días del año donde se le puede sacar partido, es de locos. Impensable en cualquier ciudad, al no tener las razones reales de su no-uso , solo cabe entrar en las suposiciones y rumores de que han pedido la friolera de 1000 euros/día por la concesión de UNA caseta , como diría Henry Ford –“ El secreto de mi éxito está en pagar como si fuera pródigo y vender como si estuviera en quiebra” , en este caso sería alquilar en lugar de vender, pero vamos, si a nadie de los que tienen el poder de parar esto no les importa, sabemos dónde quedan sus intereses.

Después de esto paseé por el resto de la Feria, donde no soy muy habitual, y vi menos gente que otros años y tres atracciones de coches de choques, que provocaba que uno estuviera a rebosar y los otros no tuvieran apenas gente, es lo que suele pasar , mala gestión de la feria supongo, pero no entro , porque como digo antes, no soy habitual y no comprendo bien el sistema que usan.

Estas semanas disfrutaréis de la propaganda que hará el Ayuntamiento desde sus medios pagados con dinero público de lo bien que ha ido, pero todos sabemos que esta feria es recuperable, que hace falta más ilusión e interés, aires nuevos y frescos, y tengo la esperanza de que en Mayo esto cambiará, y veremos renacer de las cenizas a ese gigante que duerme en el cajón de la nostalgia de años mejores acoplándolo a un formato atractivo y moderno donde tenga cabida toda la sociedad.

Muchas gracias por mostrarnos como no hacer las cosas, ahora dejadnos al pueblo hacer nuestra fiesta.

Benjamín

Caty cumple 24 años

De la crisis se sale fortalecido

Los 24 de Caty me llevan a reflexionar sobre su generación que aquí en España algunos llaman perdida. Pero Caty desde los 18 apostó por su inteligencia desarrollada desde el estudio, la fe en sí misma y su impulso hormonal para desafiar a un mundo -para algunos pero no para los jóvenes de hoy -sin esperanza.

La pandemia de rótulos desvalorizantes con los que se viene etiquetando a la juventud española –chivos expiatorios de una crisis que les endilgamos los mayores –debe revertirse por una autodefinición positiva desde el espacio de protagonismo cívico que Podemos les ofrece.

Nosotros sus abuelos, sabemos y debemos transmitirles, basándonos en la experiencia que dan los años , que de toda crisis se sale fortalecido y que para sobrevivir en un mundo duro, confuso e inestable hacen falta valores apoyados en sueños, imaginación y esperanza . Que muchos jóvenes como ellos salieron de situaciones peores empujados por utopías basadas en la fe en sí mismos. Caty me enseña a no tener miedo, porque si se aprovechan las pocas oportunidades que hoy se les presentan se pueden  conquistar espacios nuevos de trabajo  con  creatividad , tesón y esfuerzo.

Pero no debo olvidar el gravísimo problema del paro en Andalucía que afecta especialmente a los chavales de entre 20 y 30 años y que necesitan un trabajo, en primer lugar para su subsistencia pero también para su autorealización personal. Porque sabemos que el trabajo satisface las necesidades materiales pero también las emocionales de seguridad, de reconocimiento de los demás, de autoestima para el desarrollo de los valores, que hoy parecen no tener vigencia en una sociedad víctima de la inmoralidad y la corrupción.

Como a Caty o a cualquier joven de nuestro Torremolinos, donde uno de cada dos es NiNi, no por decisión propia, si no los apoyamos y creemos en ellos, les será difícil afrontar el riesgo que se les exige para salir con dignidad en busca de su crecimiento personal.

Con Saint Exupery en “El Principito“ les ayudemos a encontrar lo “esencial“ en la vida para que no pierdan su tiempo en superfiacilidades que  conducen sólo a la inercia y paralización.

¡Feliz cumpleaños , Jóvenes de Torremolinos!

Graciela.